Archivos Mensuales: enero 2014

Ortografía

Estándar

A partir de ahora no habrá excusa para no escribir bien. Las reglas de ortografía básicas estarán adornando el aula de los alumnos de 1ºESO A. Incluso podréis mirarlas en los exámenes…

Pinchando en la fotografía accederéis a la página web donde practicamos la ortografía.

CAM00269

 

Anuncios

Ubi sunt? II

Estándar

Siguiendo con el tópico del Ubi sunt?, aquí os dejo el maravilloso poema que ha creado Angélica González Pérez. Disfrutad con él. Enhorabuena, Angélica.

¿Dónde están los famosos cantantes
que quedaron grabados
en muchos corazones?
¿Y Michel Jackson, rey del pop,
y el gran compositor y pianista Bola de Nieve*;
y Amy Windhouse, diva pop?
Pero ¿dónde está George Harrison?
Y del mismo modo ¿Lucianno Pavarotti que,
según se decía quería ser
como Giuseppe di Stefano?
¿Y Rocío Durcal?
¡Ay! ¿y la cantante cubana,
creadora del álbum “Siempre viviré”
de quien no sé el nombre?
Pero ¿dónde está George Harrison?
Desisto de seguir hablando:
Del mundo se van famosos,
ninguno puede huir de la muerte,
a todos les llega la hora.
Aún hago una pregunta:
Rocío Jurado, cantante española,
¿dónde está? ¿dónde está su madre?
Pero ¿dónde está George Harrison?
NOTA:
*El verdadero nombre de Bola de Nieve es Ignacio Jacinto Villa Fernández .

Ubi sunt?

Estándar

Chicos de 3ºESO D, como lo prometido es deuda, y yo siempre cumplo mis promesas, os dejo aquí alguna cancioncilla sobre el tópico que ha ocupado la clase de hoy, el Ubi sunt?. Os dije que os iba a poner una de Víctor Manuel, pero creo que estas otras reflejan mejor el tópico y os van a gustar más. Las he extraído de un artículo que podéis encontrar pinchando AQUÍ y donde se citan algunas canciones más y otros tópicos. Recordad este enlace porque os vendrá muy bien para cuando estudiéis 1º de Bachillerato.

Las comentaremos el lunes en clase para ver si habéis captado bien el tópico.

Romance del Conde Olinos

Estándar

Me alegro de que os haya gustado tanto este romance tan bonito. Y de que Diego nos lo haya recordar. Aquí os lo dejo, primero en un vídeo y más adelante el texto, para que lo leáis con calma y podáis ver las distintas variaciones del mismo texto. ¡A disfrutar!

Madrugaba el conde Olinos,
mañanita de San Juan,
pa’ dar agua a su caballo
a las orillas del mar.
Mientras el caballo bebe
él canta un dulce cantar.
Todas las aves del cielo
se paraban a escuchar.
Caminante que camina
olvida su caminar;
navegante que navega
la nave vuelve hacia allá.
La reina estaba labrando,
la hija durmiendo está.
Levantaos, Albaniña,
de vuestro dulce soñar.
No es la sirenita, madre,
la de tan bello cantar,
que es la voz del conde Olinos
que por mí quiere finar.
Si por tus amores pena,
¡oh, malaya su cantar!
Ni porque nunca lo goces
yo lo mandaré matar.
Si lo manda matar, madre,
juntos nos has de enterrar.
Él murió a la medianoche
y ella a los gallos cantar.
A ella como hija de reyes
la entierran en el altar,
a él como hijo de condes
unos pasos más atrás.
De ella nace un rosal blanco,
de él nació un espino albar;
crece el uno, crece el otro
los dos se van a juntar.
Las ramitas que se alcanzan
fuertes abrazos se dan,
y las que no se alcanzaban
no dejan de suspirar.
La reina, llena de envidia,
ambos las mandó matar.
El galán que los cortaba
no cesaba de llorar.
De ella naciera una garza,
de él un fuerte gavilán,
juntos vuelan por el cielo,
juntos vuelan par a par.

Serranillas del Marqués de Santillana

Estándar

Como sabéis, Íñigo López Mendoza, Marqués de Santillana, escribió las Serranillas, breves composiciones lírico-narrativas escritas en verso que cantan el encuentro amoroso entre un viajero y una mujer que vive en la sierra. Estas composiciones se enmarcan dentro de la lírica cortesana del siglo XV. Si pincháis sobre la imagen, encontraréis un comentario a la Serranilla VII, que posiblemente os ayude a comprender estas composiciones.serranillas

Serranilla VII

Moza tan fermosa
non vi en la frontera,
com’una vaquera
de la Finojosa.

Faciendo la vía
del Calatraveño
a Santa María,
vencido del sueño,
por tierra fraguosa
perdí la carrera,
do vi la vaquera
de la Finojosa.

En un verde prado
de rosas e flores,
guardando ganado
con otros pastores,
la vi tan graciosa,
que apenas creyera
que fuese vaquera
de la Finojosa.

Non creo las rosas
de la primavera
sean tan fermosas
nin de tal manera;
fablando sin glosa,
si antes supiera
de aquella vaquera
de la Finojosa;

non tanto mirara
su mucha beldad,
porque me dejara
en mi libertad.
Mas dije: «Donosa
-por saber quién era-,
¿dónde es la vaquera
de la Finojosa?»

Bien como riendo,
dijo: «Bien vengades,
que ya bien entiendo
lo que demandades;
non es deseosa
de amar, nin lo espera,
aquesa vaquera
de la Finojosa».